Causas que generan halitosis

  • La presencia de bacterias en los dientes, encías y lengua es la principal causa que origina el mal aliento. Por lo tanto, hay que llevar a cabo una cuidada higiene bucodental.
  • El abuso del tabacobebidas alcohólicas y algunos tipos de alimentos como el ajo, la cebolla, las anchoas, etc. pueden ser causa probable de esta afección.
  • Las enfermedades bucales como las caries, la periodontitis y la gingivitis son también causantes de mal aliento.
  • La sequedad bucal puede generar halitosis.
  • La halitosis puede estar provocada por alguna causa no oral. Es decir, es posible que se deba a otra enfermedad que la estará provocando como problemas de garganta, respiratorios o digestivos.
  • El uso de algunos medicamentos también puede provocar mal aliento.

La halitosis crónica o mal aliento de la boca en un 80% de los casos la causa es de origen bucal debido a un exceso de bacterias, siendo la enfermedad periodontal, las caries profundas y las bacterias retenidas en la lengua las principales causantes.

         El mal olor de la boca se produce por descomposición bacteriana de restos de alimentos entre los dientes, de saliva, de células de la mucosa oral o de sangre, que producen sustancias volátiles como ácidos grasos simples como el ácido butíricoácido propiónicoácido valérico y componentes de sulfurados derivados de las proteínas como la putrescina y cadaverina. Debido a esta producción de sustancias, más del 85-90% de las halitosis tienen su origen en la cavidad oral y cuando no existe patología, suele ser por higiene bucal escasa.

   En clínica se observa frecuentemente que una de las causas más comunes de halitosis es la gastritis crónica. El tratamiento correspondiente alivia o cura este síntoma.

    El tratamiento de la halitosis, no resultante de otras enfermedades anteriormente mencionadas, tiene distintas posibilidades:

  • Evitar el tabacoalcoholcafé y alimentos de intenso sabor u olor como el ajo, que potencian la halitosis.
  • Ingesta abundante de agua: se recomienda beber entre uno y dos litros de agua al día para favorecer la producción de saliva.
  •  Higiene bucal exhaustiva: Cepillado dental, como mínimo tres veces al día o después de cada comida principal y sobre todo nunca olvidar antes de ir a dormir por la noche. El cepillado de los dientes debe realizarse en todas sus caras y también debe incluir el dorso de la lengua. Además, tendremos que eliminar toda la placa bacteriana de nuestros dientes utilizando el hilo dental. El uso de enjuagues bucales muy frescos nos será de gran ayuda para prevenir la halitosis.
  • La sequedad bucal o síndrome de boca seca es otra de las causas que produce mal aliento. Para controlar la sequedad de la boca hay que intentar beber agua con bastante frecuencia. Además, podemos consumir zumos realizados a base de cítricos para ayudar a la producción de saliva. Mascar chicles sin azúcar también colaborará en la correcta salivación.
  • Tras las comidas podemos enjuagarnos la boca con agua o algún colutorio y, posteriormente masticamos un chicle para generar más saliva y evitar los malos olores.
  • Un remedio natural contra el mal aliento es masticar una rodaja de limón, con su cáscara, después de cada comida.

Si tras realizar correctamente la limpieza bucal y seguir las pautas para evitar la sequedad de la boca, continuamos sufriendo un problema de halitosis, la visita al dentista se hace imprescindible. Lo principal para erradicar el problema de la halitosis es encontrar el origen de la afección y, para ello, habrá que acudir al dentista. El profesional podrá realizar una revisión exhaustiva de nuestras piezas dentales y nos ofrecerá sus recomendaciones que deberemos seguir al pie de la letra para acabar con este problema.

Clínica Dental Amoedo | C/Manuel Pedregal 2 Bajo 33001 Oviedo - Asturias | Tel. 985 229 022 | Desarrollo Web: Visual5 | Aviso Legal | Política de Cookies

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto