Periodoncia

La higiene dental diaria es indispensable para mantener una boca y unos dientes sanos.

Las bacterias responsables de la periodontitis primero se depositan en la superficie de los dientes haciendo un manto que se denomina placa bacteriana. Seguidamente infectan la encía produciendo gingivitis que se manifiesta por sangrado y hinchazón marginal de los dientes. Si no se trata y se eliminan las bacterias éstas empiezan a destruir el hueso que soporta los dientes, formando bolsas periodontales y apareciendo movilidad dentaria. Es la periodontitis, un proceso irreversible que evoluciona a brotes. Solamente se puede parar su evolución, pero no se recuperará más el hueso.

Su desarrollo lo favorece la predisposición genética, la insuficiente higiene oral, el tabaco, alteraciones hormonales, enfermedades sistémicas como la diabetes, ciertas medicaciones, estrés, bruxismo, empastes desbordados.

 

Es la forma más común de la enfermedad de las encías. La encía está constantemente sometida a agresiones mecánicas y bacterianas. Inicialmente la respuesta de la encía a las bacterias es muy leve y el individuo no lo nota, en ésta fase hay un ligero aumento de flujo sanguíneo que se manifestará como un ligero sangrado al cepillar los dientes. Si eres fumador este síntoma no lo tendrás, la encía no dará ningún síntoma hasta fases muy tardías.

En una segunda fase se comienza a notar el aumento del tamaño de las encías, su cambio de color y su cambio de textura. La inflamación ya es moderada o grave aparece sangrado espontáneo, mal aliento, retracción de las encías y movildad de los dientes.

Existen otras causas de gingivitis que no son por el acúmulo de placa bacteriana por mala higiene, puede deberse a cambios hormonales como ocurre en la gingivitis del embarazo o de la pubertad o puede deberse a enfermedades sistémicas tales como la gingivoestomatitis herpética o algunas enfermedades de origen dermatológico, entre otras. También a tratamientos farmacológicos.

Por ello siempre que note inflamación o sangrado de las encías debe de acudir al dentista.

La gingivitis suele ser un proceso reversible si el paciente adquiere unos hábitos de higiene oral adecuados y aplica una técnica de cepillado correcta.

La periodontitis antiguamente conocida como piorrea es una de las enfermedades infecciosas más frecuentes en el ser humano y es la primera causa de pérdida de los dientes en todo el mundo. Su origen es principalmente genético y su falta de síntomas clínicos hace que sea una enfermedad muy desconocida y difícil de autodiagnosticar por parte del paciente.

La periodontitis puede estar localizada a unos dientes puntuales o ser generalizada cuando afecta a más del 30% de los espacios óseos adyacentes a los dientes.

Se produce por el acúmulo de placa bacteriana que se ve favorecido cuando hay sarro, restauraciones defectuosas (empastes en mal estado) o empaquetamiento de comida entre los dientes.

Los signos que nos avisan de la existencia de periodontitis no existen hasta que está avanzada, entonces aparece movilidad dentaria y exudado que proviene de la encía, lo que produce mal sabor de boca o halitosis.

Síntomas de periodontitis: es indolora, sólo en algunos casos puede haber sensibilidad dental, cuando han quedado expuestas las raíces por la pérdida ósea y la retracción de la encía.

En otras ocasiones, cuando los sacos periodontales son profundos puede haber dolor después de la ingesta porque se impacten los alimentos en ellos.

Pero muchas veces el primer signo es un dolor punzante a la masticación y ante cualquier presión que se ejerza sobre el diente, es el absceso periodontal.

Tratamiento

La primera fase del tratamiento consiste principalmente en higienes dentales denominadas raspajes, que consisten en la eliminación de la placa bacteriana y del cálculo (sarro) supra e infragingival adherido al diente y su raíz. En nuestro centro esta fase la realizan higienistas tituladas de gran profesionalidad, amplia experiencia y excelente trato humano.

La segunda fase del tratamiento consiste en la eliminación quirúrgica de las bolsas periodontales para evitar la reinfección, es decir, que se vuelvan a llenar de bacterias y restos alimentarios. Estas cirugías se realizan con anestesia local y el paciente puede continuar realizando su vida con absoluta normalidad, ya que se utilizan miniinstrumentos y técnicas minimamente invasivas asistidas por magnificación ocular, no necesitando suturas habitualmente. La parte más importante del tratamiento es la concienciación del problema por parte del paciente y que este realice los cuidados y mantenimiento que se le indica.

En nuestra clínica nos ocupamos de los pacientes que presenten tanto fase aguda como fase crónica (mantenimiento), además de las posibles cirugías y cuidados que puedan llegar a necesitar.

Una vez controlada la patología periodontal los pacientes cuentan con un seguimiento constante que les permite mantener sus dientes a largo plazo y evitar la progresión de la enfermedad.    

                                         Recomendaciones para prevenir la enfermedad de las encías:

  • Cepillar los dientes inmediatamente después de las comidas.
  • Dedicar como mínimo 2 minutos al cepillado
  • Utilizar una técnica correcta de cepillado, es decir, movimientos rotatorios, combinados con movimientos de barrido.
  • Cepillar la lengua.
  • Utilizar medios de limpieza auxiliares tales como hilo dental y los enjuagues bucales.
  • Visitar a su dentista para una revisión general cada 6 meses.
  • La periodontitis puede afectar a los implantes, de hecho es más agresiva con estos que con los dientes.

Cirugia mucogingival:

Es la cirugía plástica de las encías. Se utilizan las técnicas más avanzadas que reparan y corrigen todos aquellos defectos estéticos y funcionales como: recesiones de las encías, pigmentaciones y otras manchas, lesiones producidas por piercing…

Injertos de encía: existen diferentes técnicas quirúrgicas mediante injertos de encía del propio paciente o aloinjertos, permiten realizar recubrimientos de las recesiones gingivales y/o preparar la encía para adaptar puentes convencionales o puentes sobre implantes. Con ello conseguimos tener una sonrisa sana y estética.

Alargamiento de corona:

Es un tratamiento quirúrgico cuyo objetivo es remodelar el contorno de la encía para permitir un mejor ajuste de la corona protésica o funda y en otros casos para mejorar la estética de la sonrisa, en los casos en que se muestran mucha encía al sonreir o la encía cubre parte del diente provocando un efecto óptico de diente pequeño.

Clínica Dental Amoedo | C/Manuel Pedregal 2 Bajo 33001 Oviedo - Asturias | Tel. 985 229 022 | Desarrollo Web: Visual5 | Aviso Legal | Política de Cookies

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto